Tel: (722) 215-60-87 | Correo: contacto@rutamonarca.org
reserva-de-la-biosfera-de-la-mariposa-monarca

Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca

De una extensión de 56.259 hectáreas, la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, se sitúa en medio de montañas con mucha vegetación al occidente del Estado de México en los limites con la parte oriental del estado de Michoacán. Los Santuarios de la Monarca, considerados entre las cuatro bellezas naturales reconocidas por la UNESCO en el año 2008, como Patrimonio de la Humanidad en suelo nacional, estarán abiertos al público desde finales de octubre hasta marzo del siguiente año.

En el Estado de México, la Reserva de la Biosfera, se limita con 4 municipios: San José del Rincón, Donato Guerra, Villa de Allende y Temascalcingo. Fuera de la reserva se extiende la presencia invernal del fenómeno migratoria a los municipios de: El Oro, Villa Victoria,  Valle de Bravo, San Felipe del Progreso, Ixtapan del Oro, Temascaltepec y Amanalco.

Durante el invierno las mariposas monarca ocupan en los bosques de coníferas diferentes áreas, agrupándose en colonias o santuarios, la mayoría situados dentro de la Reserva de la Biosfera, también existen colonias registradas fuera de la reserva, en las áreas cercanas.

Seis santuarios están abiertos al público para que pueda observarse este maravilloso fenómeno, cuentan con guías y la infraestructura adecuada para la visita turística a fin de evitar daños o peligro a las mariposas.

Santuarios dentro

de la Reserva de la Biosfera:

  • Santuario El Capulín, Estado de México
  • Santuario La Mesa, Estado de México
  • Santuario El Rosario, Michoacán
  • Santuario Sierra Chincua, Michoacán
  • Santuario Senguio, Michoacán
 

Santuario fuera

de la Reserva de la Biosfera:

  • Santuario Piedra Herrada, Estado de México
 

Sustentabilidad

El turismo ecológico y sustentable puede ser una importante actividad económica de la región, generando empleos y recursos económicos para las comunidades locales. Elevar la calidad de vida y la educación  ambiental, crear oportunidades laborales y formar personal profesional especializado en el turismo sustentable rural y  cultural, son factores sumamente importantes para conservar y preservar este fenómeno único de la naturaleza.

Con el objeto de conservar este fenómeno migratorio, en 1980 el gobierno mexicano decretó la protección de las colonias de la mariposa monarca. En 1986 se estableció por primera vez un área protegida de 16 mil 110 hectáreas denominada Reserva de la Biosfera mariposa monarca. En el 2000 se extendió la superficie total de la Reserva a 56 mil 259 hectáreas.

En el año 2008, el Santuario de la mariposa monarca ha sido reconocido por la UNESCO, como Patrimonio  Mundial de la Humanidad.

shutterstock_176500709 - Copy