Tel: (722) 215-60-87 | Correo: contacto@rutamonarca.org
ciclo-de-migracion-mariposa-monarca

El ciclo de migración de la mariposa monarca inicia en América del Norte, donde existen  dos poblaciones de monarca bastante bien definidas, que a menudo se distinguen como población migratoria oriental y occidental.

  • La población oriental se encuentra al este de las montañas  Rocosas,  al norte de Estados Unidos y el sur de Canadá y migra al centro de México.
  • La población occidental incluye a las mariposas que se reproducen al oeste de las Montañas Rocosas desde el sur de Canadá y una porción de Estados Unidos e inverna en la costa de California.

 Investigaciones  recientes sugieren que durante las migraciones de primavera y otoño puede ocurrir un intercambio entre ambas  poblaciones. Es probable que algunas mariposas en dispersión de la población  occidental sigan las montañas desde California y pasen por Nevada y Arizona hasta llegar a los sitios de  invernación de la población oriental en México.

El ciclo de migración concluye en primavera cuando las mariposas monarca abandonan las zonas de invernación y regresan en las regiones boscosas de Estados Unidos y del sur de Canadá. La monarca es la única mariposa que realiza un viaje de migración de ida y vuelta tan largo.

La mariposa monarca es esencialmente una especie tropical incapaz de sobrevivir condiciones gélidas. La increíble migración de la población oriental probablemente haya evolucionado con la expansión de las asclepias hacia el norte, tras el derretimiento de los últimos glaciares.

La monarca siguió a su planta hospedera,  beneficiándose del nuevo hábitat disponible, aunque todavía necesitara viajar hacia el sur durante el invierno. Cada año la mariposa viaja a los mismos sitios montañosos en el centro de México en busca de la protección de  los árboles de oyamel para invernar.

Aunque la monarca que se desarrolla en verano se encuentra en etapa reproductiva poco después de la eclosión,  las mariposas que surgen a finales de verano o a principios de otoño retrasan su reproducción. Este periodo de  suspensión en la etapa reproductiva recibe el nombre de diapausa, y permite a las monarca reservar para el vuelo  la energía que de otra manera se habría canalizado a la producción de huevos y espermatóforos. Además, la  energía ahorrada permite a esta generación migratoria sobrevivir el invierno, hasta nueve meses. Entre los factores  que inducen la diapausa de la monarca se cuentan la menor duración del día, la fluctuación de las temperaturas  y la senescencia de las asclepias.

 Migración de otoño de ida

La migración de otoño  inicia a finales de agosto o principios de septiembre al norte de Estados Unidos y el sur de Canadá. Con un  recorrido de entre 80 y 160 kilómetros al día, en el trayecto se unen otras monarca para llegar al sur de Estados  Unidos a finales de septiembre o en octubre. Durante su migración, las monarca ingieren néctar para aumentar  su reserva de lípidos para el invierno. En las noches,  cientos o miles de mariposas migratorias pernoctan perchadas o en “racimos” que penden de los árboles, muchos  de los cuales se usan año tras año de manera sistemática, tal vez por el cobijo que ofrecen a la monarca para  resguardarse del viento. La población al occidente de las montañas Rocosas también migra, aunque la distancia de su recorrido es mucho  más corta. Estas monarca inviernan en la costa de California, y luego para el verano la población se extiende hacia  los estados vecinos del noroeste del Pacífico.

mapa_otono
 

Migración de primavera de regreso

A principios de marzo, con temperaturas cálidas en los sitios de invernación, las monarca se vuelven más activas y  algunas interrumpen la diapausa para empezar a aparearse. Pronto, las colonias desaparecerán conforme las  mariposas emprendan el viaje de vuelta a sus hábitats de reproducción. La migración de primavera es  acentuadamente distinta a la de otoño, ya que las mariposas continúan apareándose y poniendo huevos durante  su recorrido. Las monarca de la población oriental desovan al sur de Estados Unidos. Las crías se convertirán en la  primera generación de verano y concluirán el viaje migratorio dispersándose en toda la región oriental de América  del Norte conforme van teniendo disponibilidad de asclepias. La monarca alcanza la parte septentrional de su  hábitat a principios o mediados de junio.

mapaPrimavera

Fuente de la información y mapas:

Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) http://www.cec.org

MonedaNuevaRec
JUPAMM - Copy

 La travesía Mariposa Monarca por México

Las monarcas en México ingresan a lo largo de una amplia franja de aproximadamente 500 kilómetros, que abarca desde Chihuahua, Coahuila, hasta Nuevo León  y Tamaulipas.

Coahuila es la principal puerta de entrada a México de la mariposa monarca durante el otoño y el estado de Tamaulipas es considerado la segunda zona de acceso.

Las monarca  atraviesan una buena porción del Desierto Chihuahuense y zonas áridas del altiplano central donde son capaces de localizar manchones de vegetación los cuales utilizan como sitios de descanso. Durante el recorrido las monarca se detienen en diferentes áreas naturales protegidas de México como el cañón de Santa Elena, en Chihuahua; Maderas del Carmen y Cuatro Ciénegas, en Coahuila; Chipinque y Cumbres de Monterrey, en Nuevo León; Huasteca en San Luis Potosí y Tamaulipas; y Sierra Gorda y el Parque Nacional Cumbres de Cimatario, en Querétaro de donde las mariposas siguen su ruta para internarse en la Reserva de la Biosfera de la mariposa monarca en los estados de Michoacán y Estado de México .

Cabe señalar que para desplazarse mejor, utilizan principalmente cañadas y cañones, donde aprovechan las corrientes de viento que ahí se originan; de esta forma evitan en lo posible atravesar grandes espacios abiertos, lo que permite un mayor desplazamiento con menor esfuerzo.

Los principales estados por donde pasa las Monarca en su ruta por nuestro país son Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Estado de México y Michoacán.

También se ha registrado la presencia de las mariposas monarca, pero en menor grado en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Aguascalientes, Jalisco, Puebla, Hidalgo, Morelos, Distrito Federal, Veracruz y Tlaxcala.

Invernación

En América del Norte existen dos colonias de invernación: una en el centro de México y la otra en la costa de  California. La monarca también habita el sur de Florida y otras partes de la costa del golfo durante  el invierno. La población de Florida se reproduce todo el año y probablemente reciba arribos anuales de mariposas  migratorias de la población oriental.  Independientemente de si inverna en las montañas mexicanas o la costa de California, la mariposa monarca migra a sitios determinados y requiere características ambientales específicas para sobrevivir durante el invierno.

Si las condiciones son demasiado calientes, agotará sus reservas de lípidos y no sobrevivirá hasta la primavera. Si el clima es demasiado frío o húmedo, la mariposa monarca puede congelarse hasta morir. Los bosques de oyamel en la región montañosa central de México brindan el clima necesario para la población  migratoria oriental. La elevada altitud de aproximadamente  tres mil metros, evita que la temperatura suba demasiado.

El bosque también sirve para resguardar a la mariposa del viento y de que se enfríe demasiado. La tala, no obstante,  representa una amenaza inmediata a estos sitios de invernación y es posible que en los próximos 50 años el cambio  climático provoque que estos sitios resulten inadecuados.